Blog post

Día 10. El viaje fugaz a Zion

Mayo 1, 2017

Por @rebecoisse

Después de la explosión visual del día anterior en Death Valley y un muy largo camino hacia Glendale, el pueblito casi fantasma en donde se encuentra nuestro Airbnb, decidimos que nadie pondría su alarma; necesitábamos descansar. La verdad hemos sido súper guerreros y nuestro cuerpo gritaba por una cama.

Me despertó un aire impresionante que azotaba la cabaña, además de un cuarto extremadamente frío ya que Fer y yo jamás prendimos la calefacción: Géminis y despistadas.

Tuvimos una mañana súper tranquila. Manu y Mayra trabajaban en el blog, Arturo preparaba café, Omar editaba sus fotos y Fer, ponía el ambiente como cada mañana.

Mayra mencionó que la temperatura sería de 12ºC con una mínima de -3ºC por lo que todos nos abrigamos para poder explorar a gusto.

Fer y yo hicimos una maleta secreta donde metimos trajes de baño y props para nuestras sesiones de fotos, que no terminaron sucediendo por la baja temperatura.

Salimos  de la casa en camino hacia Zion. La pequeña carretera tenía muchas Rock Shops donde moríamos por parar pero ya teníamos listo nuestro itinerario del día, por lo que mejor nos detuvimos a desayunar en Thunderbird, una cafetería súper linda con decoración entre vaquera y nativa americana.

Antes de comer, entramos al gift shop de Thunderbird, donde prometí comprar recuerdos para mi familia y amigos. Salí con todo menos con lo recuerdos de mi familia y amigos.

Mayra encontró joyería increíble y algunos pins para su hermano; Omar encontró una medalla de decoración con la leyenda “Grand Canyon Marathon”

– Cuando tenga hijos, les voy a decir que gané el maratón. Ya saben, Omar honestidad ante todo.

Cuando llegué a la mesa ya todos habían ordenando. Entre los platos que por cierto eran porciones grandes, había una gran variedad, desde veggie wraps, sandwiches fríos, calientes, sopas e incluso pasta. Todos terminamos bastante contentos con nuestras opciones.

– Cuando tengan tiempo, quiero que busquen fotos del Grand Canyon National Park y del Bryce Canyon, y decidan a dónde iremos el día de mañana; por cuestiones de tiempo no podremos ir a los dos, por lo que solo pueden elegir uno. Dijo Arturo.

Comenzamos a debatir los pros y contras de cada lugar; terminamos dejando la decisión para más tarde y emprendimos camino hacia Zion.

En cuanto entramos al parque nos encontramos con altas paredes de piedra color naranja vibrante que nos recordó inmediatamente a Jurassic Park .

@rood_omar

La música de fondo era Fleet Foxes, lo que le daba un feeling mucho más folk a nuestro trayecto alrededor de Zion.

Recuerdo platicar con Omar acerca de lo extraño del hecho que mis ojos se han acostumbrado  a ver paisajes tan impresionantes y tan fuera de este mundo. Se había vuelto una adicción el ver más , el sentir más y vivir cosas más extremas cada vez, por lo que a  a primera instancia Zion no me impactó, pero supuse que era cuestión de darle tiempo y seguir explorando.

@manumanuti/@mayracarreno

Concluimos que Zion National Park era extremadamente grande y  lo más inteligente era tomar el shuttle que tiene distintas paradas a los sightings más impactantes del parque.

Mientras hacíamos la fila, Fer empezó a acariciar a Rex, un perrito extremadamente lindo de una pareja de señoras hikers, que inmediatamente al notar nuestro acento, nos preguntaron de donde éramos y hacía donde íbamos. Les platicamos un poco sobre Red Stone Kingdom, y sobre nuestra indecisión entre Grand Canyon y Bryce Canyon, a lo que ellas nos recomendaron Bryce por cuestión de tiempo. Nosotros decidimos confiar ciegamente en ellas.

Subimos al camión, y fuimos directo a la última parada Temple of Sinawava, ya que en esa parada estaban The Narrows, que es un estrecho camino con paredes impresionantemente altas por donde corre un río, que en muchas ocasiones esta cerrado porque la corriente crece y es imposible caminar por ahí. Aun así , decidimos aventurarnos para llegar hasta ellos.

@fercaballero

Caminamos por una vereda llena de vegetación que corría al lado de un río, donde se apreciaba lo altas que era las paredes del cañón, e imaginábamos lo increíble que seria llegar a la parte de arriba.

@manumanuti

Seguimos caminando aproximadamente 2 kms apreciando el paisaje, hasta llegar a los Narrows solo para encontrarnos con que la corriente del río estaba muy fuerte, lo cual no nos permita acceder a  ellos. Un poco decepcionados y extremadamente cansados decidimos volver porque moríamos de hambre.

@fercaballero

Regresando a la parada de el autobús, decidí escuchar una playlist que se llama “Meet me in the desert”, que hice hace un tiempo cuando imaginaba hacer un road trip increíble al desierto – el cual nunca terminaba haciendo por trabajo- y  fue abrumador darme cuenta que en ese preciso momento me encontraba justo donde quería y necesitaba estar. Estaba viviendo un sueño y me di cuenta de lo afortunados que somos por poder presenciar lo increíble que es la naturaleza y estar juntos para vivir un road trip así. Sonreí y pensé que las mejores cosas y experiencias llegan a su tiempo; no podemos presionarlas.

Subimos al autobús, de regreso a la primera parada, dispuestos ver el sunset; pero antes paramos a comprar unos snacks para amortiguar el hambre antes de ir a cenar a casa.

Subimos al coche para regresar al Airbnb.

Las sombras que se pintan sobre las rocas de Zion justo antes de el atardecer son increíbles, tanto que se me puso la piel chinita. Me sentí muy feliz de compartir un viaje tan increíble con un grupo de personas que admiro y quiero demasiado.

De camino a casa, justo en la golden hour, vimos a un costado de la carretera un campo con bisontes e inmediatamente Arturo se estacionó para poder fotografiarlos.

@mayracarreno

Hicimos otra parada en un Family Dollar para comprar supplies para la cena, y finalmente, regresamos agotados al Airbnb.

Arturo y Mayra se dispusieron a preparar la cena, hicieron una pasta deliciosa, nos sentamos a disfrutarla y platicar sobre nuestro día y lo emocionados que estábamos por visitar Bryce. Después de eso fuimos a dormir y prepararnos para otra gran aventura.

@mayracarreno

By mayracarreno

Previous Post Next Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *